Centros comerciales en los años 80: más que un simple paraíso de compras


Centros comerciales en los años 80: más que un simple paraíso de compras

Hubo un tiempo, lo creas o no, en el que los centros comerciales no eran sólo reliquias de un mundo pasado o "ese lugar del que tus padres siguen hablando". Eran el corazón palpitante de la sociedad, un lugar donde nos pavoneábamos con nuestros calentadores de neón, sudaderas de gran tamaño y jeans lavados con ácido. ¡Ah, esos eran los días!

El encanto de los centros comerciales de los 80

Los centros comerciales de los años 80 eran más que simples centros comerciales; eran epicentros de cultura, interacción social y, sí, drama adolescente sin fin. ¿Pero qué los hizo tan especiales? ¿Por qué nosotros, la comunidad de retrowave y synthwave, los miramos con tanta nostalgia?

Bueno, por un lado, eran el Instagram de los años 80. Los centros comerciales eran el lugar para ver y ser visto. No teníamos una grilla digital para mostrar nuestros OOTD (Trajes del día para aquellos fuera del circuito). En cambio, los hicimos desfilar en la vida real, marchando arriba y abajo por los pasillos del centro comercial.

Fusión de cultura de onda de vapor y centro comercial

Si avanzamos hasta el presente, vemos un curioso resurgimiento de la cultura de los centros comerciales, aunque en un avatar digital. Introduzca: Onda de vapor. Este género musical, fuertemente influenciado por la estética de los años 80 y 90, suele utilizar el ambiente de los centros comerciales como telón de fondo. ¿Esos suaves anuncios de megafonía con eco y el suave zumbido de las escaleras mecánicas de fondo? Onda de vapor clásica.

Vaporwave nos transporta a esos días dorados de una manera surrealista, casi onírica. Es un poco como estar en dos lugares a la vez: aquí en el mundo moderno y simultáneamente en ese centro comercial del 84 donde derramamos nuestra Orange Julius debido a un encuentro sorpresa con una persona que nos gusta.

¿Por qué la obsesión?

Ahora, en cuanto a la pregunta de los mil millones de dólares (ajustada a la inflación de los años 80, por supuesto): ¿por qué estamos tan obsesionados? Es sencillo. Los centros comerciales representaban la libertad. Eran nuestro escape de lo mundano, nuestro pedacito de paraíso. Si bien los centros comerciales físicos pueden estar disminuyendo, su espíritu sigue vivo en el ámbito digital, influyendo en el arte, la música y la moda.

Vaporwave aprovecha esta memoria compartida, este anhelo colectivo de tiempos más simples. Y admitámoslo: pocas cosas son tan satisfactorias como escapar de nuestras vidas aceleradas y adentrarse en un paisaje onírico cargado de sintetizadores y teñido de neón.

Montando la ola hacia el futuro

A medida que avanzamos en este microondas hacia el futuro, es emocionante ver la evolución de la cultura de los centros comerciales. Desde los espacios físicos que definieron una era hasta su resurrección digital en el género Vaporwave, los centros comerciales continúan inspirándonos y cautivándonos.

Puede que el futuro no nos traiga de vuelta nuestros centros comerciales favoritos de los 80, pero seguro que tiene una manera de hacernos apreciar esos días aún más. ¿Y quien sabe? Quizás el próximo gran acontecimiento esté a la vuelta de la esquina, esperando llevarnos a otro viaje de nostalgia.

Compra el ambiente

Para aquellos de nosotros que queremos revivir esos momentos icónicos, Newretro.Net ofrece una cuidada selección de ropa masculina inspirada en el retrowave y los estilos culturales de los 80. Sumérgete en un mundo que rinde homenaje a la época dorada, un conjunto en tonos neón a la vez.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados